Buscar
  • solarkmarketing

Usa la energía renovable para transformar tu huella de carbono

En los últimos años se ha hablado mucho de la huella de carbono. Cada vez se presta más atención a la cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero que genera nuestro comportamiento y el uso de productos cotidianos.


Incluso los pequeños gestos cotidianos pueden contribuir a reducir el impacto sobre el calentamiento global y ayudarle a vivir de forma más consciente y respetuosa con el medio ambiente. Veamos cómo.




¿Cuál es la huella de carbono media por persona aproximadamente?

Antes de hablar de buenas prácticas para mejorar el impacto de nuestros hábitos de vida en el planeta, es interesante echar un vistazo a las encuestas más recientes que han establecido la magnitud de la huella de carbono de los ciudadanos en el mundo.


Las emisiones que se han tenido en cuenta han sido las relativas a las principales fuentes de consumo de los hogares, desglosadas de la siguiente manera en promedio

  • electricidad: 0,50 toneladas de CO2 equivalente

  • gas natural: 0,80 toneladas de CO2 equivalente

  • movilidad: 1,07 toneladas de CO2 equivalente

  • estilo de vida: 4,65 toneladas de CO2 equivalente

Reduce tu huella de carbono empezando por la energía


A continuación 4 formas de lograrlo:


La energía renovable

Produce muchos menos gases de efecto invernadero que los combustibles fósiles, por lo que elegirla para tu hogar es una excelente manera de reducir tu huella de carbono.


Instalar paneles solares

Otra solución es instalar paneles solares en el tejado de la casa, para almacenar la electricidad sobrante en baterías y utilizarla cuando se necesite: aprovechar la energía que proviene del sol es una forma sostenible de actuar.


Aislar las corrientes de aire

calentar sólo las habitaciones que se utilizan y comprobar regularmente la eficiencia de la caldera son medidas que tienen un gran impacto en la huella de carbono.


El uso de bombillas LED de bajo consumo

También hace que la iluminación sea más respetuosa con el medio ambiente: consumen menos electricidad y duran más que las bombillas incandescentes, lo que ahorra más energía y supone menos residuos que van a parar al vertedero.


Cambiar el efecto de la huella de carbono con buenos hábitos


  1. Caminar, ir en bicicleta o utilizar el transporte público son grandes ideas para limitar el uso de transportes que liberan contaminantes al medio ambiente, lo que además empeora la calidad del aire que respiramos.

  2. Otro consejo útil es prestar atención a lo que se lleva a la boca: comer frutas y verduras de temporada es bueno para el medio ambiente y nos permite descubrir sabores intensos y frescos.

  3. Para los que tienen un pulgar verde, existe la posibilidad de cultivar un pequeño huerto en casa. Ya sean hierbas en el alféizar de la ventana o algunas hortalizas en el huerto, no hay mejor manera de combinar satisfacción, relajación, comida y reducción de la huella de carbono.

  4. Al planificar las comidas con antelación, también podrás comprar sólo lo que necesites y posiblemente congelar las sobras, para una gestión sostenible y de ahorro de energía (¡y no sólo de energía!) en la cocina.

  5. Limitar el uso del agua en nuestros hogares es también uno de los pequeños cambios que pueden suponer una gran diferencia en la reducción de los gases de efecto invernadero: lavar los platos a mano, tomar duchas más cortas y cerrar el grifo al cepillarse los dientes son pequeñas cosas que son buenas para la naturaleza.

  6. Por último, antes de tirar algo, considera si se puede reutilizar. Reducir la cantidad de residuos, reciclar y reutilizar, evitar los artículos desechables y favorecer los duraderos, son los primeros pasos hacia la sostenibilidad.

  7. Limitar el uso del papel también ayuda al medio ambiente: nosotros, por ejemplo, optamos por comunicarnos y enviar documentos de forma digital.



Huella de carbono, tecnología y compras

¿Sabías que tu relación con la tecnología también influye mucho en tu huella de carbono? Desenchufar o desconectar completamente los electrodomésticos, las pilas y los televisores de la fuente de alimentación cuando se terminan de utilizar, es un comportamiento responsable y beneficioso para el medio ambiente.


Al igual que la buena costumbre de apagar las luces al salir de una habitación, es la forma más fácil de ahorrar.


Hoy en día, con los dispositivos y enchufes inteligentes. Un contador inteligente puede ayudarle a hacer un seguimiento de su consumo de energía y de las emisiones de CO2, para que pueda comprender mejor el impacto de los dispositivos tecnológicos y optimizar su huella de carbono.


Lleva siempre bolsas reutilizables cuando vayas de compras, eliminando el uso de bolsas de plástico perjudiciales para el medio ambiente, y elije botellas y frascos de agua reciclados para llevar.



Lee sobre la importancia del mantenimiento preventivo de tus paneles solares


8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo